ficha-patata

Patata

Aunque la patata en nuestro continente se empezó a cultivar hace apenas unos siglos, actualmente es uno de los alimentos que más se consume en nuestro país y en todo el mundo.

Denominación

Se conoce con el nombre común de Patata, Patatas, Papa, Papas, pero su nombre científico o latino es Solanum tuberosum subsp. tuberosum. Pertenece a la familia botánica de las Solanáceas junto al tomate, el pimiento y la berenjena.

Origen

El cultivo de la patata se originó en la cordillera andina, donde esta planta evolucionó y se cruzó con otras plantas silvestres del mismo género, presentando una gran variabilidad. Su cultivo llegó a Europa en el siglo XVI, especialmente a través de España hacia 1570, desde donde se expandió por todo el continente.

Realmente el desarrollo de su cultivo comenzó en el siglo XVIII, cuando transcurridos 200 años, progresivamente, fue adquiriendo cierta importancia.

Variedades

  • Etoile du León:patata de piel amarilla y carne blanca, superficie lisa, yemas superficiales, cultivada en Valencia y otras áreas del mediterráneo.
  • Caerla: son tubérculos ovales redondeados de piel y carne amarillas, yemas superficiales.
  • Bintje: patata de piel y carne amarillas, piel lisa, ojos superficiales, tubérculos ovales alargados, grandes.
  • Claustar: tubérculos redondos ovales de piel y carne amarillas, superficie lisa y ojos superficiales.
  • Eureka: de piel y carne amarillas, tubérculos ovales, ojos superficiales y tamaño grande.
  • Kennebec: patata grande, de piel blanca amarillenta, carne blanca, ojos superficiales.
  • Marfona: tubérculo grande de piel y carne amarillo claras y piel lisa.
  • Monalisa: patatas de piel y carne amarillas, tubérculos ovales grandes con ojos superficiales.
  • Royal Kidney: patata de piel amarilla y lisa, carne blanca. Es una variedad cultivada en Baleares y Canarias para exportación.
  • Arran Banner: patatas de piel amarilla clara y carne blanca, tubérculos redondos algo aplastados, ojos semihundidos profundos. Su recolección es en primavera y verano e incluso en otoño. Se trata de una variedad de patata cuyo cultivo está muy extendido en el norte de España.
  • Otras variedades: Spunta, Obelix, Agria, King Edgard, Alfa, Baraka…

¿Qué aspecto tiene?

  • Color: El color de la patata depende de de la variedad a la que hagamos referencia. La piel varía e blanquecino a amarillo más o menos fuerte, al igual que la carne.
  • Forma: podemos encontrar patatas más o menos redondas, ovaladas o alargadas.
  • Tamaño: dependiendo de la variedad, la patata puede medir de 3 a 10cm de diámetro.
  • Peso: El peso de la patata varía en función de diferentes factores. Podemos encontrar ejemplares de 50 a 500g.
  • Sabor: las patatas (ya cocidas) tienen un sabor suave.

¿Cuándo lo encontramos y en qué condiciones?

Se trata de una planta de clima templado-frío, siendo las temperaturas más favorables para su cultivo las que se encuentran en torno a 13 y 18ºC. Si la temperatura es excesivamente fría los tubérculos quedarán pequeños y poco desarrollados. Por otro lado, si la temperatura es demasiado elevada afecta a la formación de los tubérculos y favorece el desarrollo de plagas y enfermedades.

Actualmente podemos encontrar patatas en cualquier época del año, pero lo haremos especialmente en agosto, septiembre y octubre.

El mejor ejemplar y su conservación.

Como hemos dicho anteriormente los criterios de calidad de la patata van a depender de la variedad a la que hagamos referencia, aunque en términos generales podemos decir que las patatas de buena calidad son aquellas que, independientemente de sus rasgos característicos de la variedad, no han germinado, no presentan daños físicos y son tiernas.

La conservación de las patatas es una de las fases más importantes para obtener productos de calidad. Una correcta conservación limita las pérdidas de peso, impide la brotación y desarrollo de enfermedades y mantiene la calidad de los tubérculos. Para ellos las patatas deben estar almacenadas en locales isotérmicos provistos de ventilación para controlar la temperatura, humedad y contenido en dióxido de carbono.

Características nutritivas

La patata es una hortaliza con un valor energético relativamente importante, que supone aproximadamente unas 79 kcal/100g, valor muy superior al aporte energético de muchas otras hortalizas. Tiene unas características nutritivas muy importantes, destacando su contenido en proteínas e hidratos de carbono y no tanto en grasas. Su contenido en agua ronda el 79% del peso total. La grasa supone un 0,1%, las proteínas un 2,1% y los hidratos de carbono destacan por suponer un 16,5% del peso total.

Minerales: de su contenido mineral destacaremos el potasio por ser el que se encuentra en mayor proporción. Pero además podemos citar otros minerales que se encuentran en cantidades muy importantes, casi tanto como el potasio, y que son vitales para el correcto funcionamiento del organismo: hierro, magnesio, fósforo y cinc, y en menor cantidad calcio.

Vitaminas: en cuanto al aporte de vitaminas, vamos a encontrarnos cantidades significativas de todas, excepto de vitamina B12, que sólo se encuentra en los alimentos de origen animal y vitamina A. Destacamos la vitamina C que es la que se encuentra en mayor proporción seguida de la vitamina B6, aunque también encontramos cantidades importantes de vitaminas B1, B2, niacina, folatos y vitamina E en mucha menor proporción.

¿En qué puede ayudarnos?

La patata no es un alimento que tenga larga tradición de alimento o planta medicinal, aunque se utilice casi a diario en nuestra alimentación de innumerables formas. Por ello vamos a descubrirles alguna de las propiedades saludables que se le atribuyen, como son:

  • Antiácido: la patata es un alimento con cierta capacidad alcalinizante, actuando tanto en el estómago neutralizando la acidez, como sobre la sangre y orina.
  • Sedante:ciertas investigaciones relacionan el consumo de patatas con una acción relajante sobre el estómago. Esto se debe a la presencia de ciertas sustancias sedantes en la patata que podrían actuar a nivel local al llegar al estómago.

    Por su acción antiácida y sedante, la patata es uno de los alimentos que más comunmente se utilizan en forma de puré en muchas patologías digestivas como la úlcera de estómago, las digestiones difíciles....

  • Cardiosaludable: las patatas son favorables a nivel cardiovascular ya que actuan sobre la tensión arterial (estabilizándola) debido a su bajo contenido en sodio y grasa y su elevado contenido de potasio. En este punto debemos tener en cuenta que a nivel cardiovascular las patatas fritas no resultan tan saludable teniendo en cuenta la cantidadde grasa que absorben en el proceso de elaboración.
  • Enfermedades renales: como hemos dicho anteriormente, debido a su efecto alcalinizante, también sobre la orina, favorece la eliminación de sustancias ácidas tóxicas.
  • Diabetes: las patatas contienen una cantidad muy importante de hidratos de carbono, pero se trata de un alimento que se utiliza muy habitualmente en la dieta de las personas diabéticas. Esto se debe a que aunque los hidratos de carbono se encuentran en una proporción muy elevada, éstos son de absorción lenta, por lo que ayudarán en el control de la glucemia.
  • Obesidad: las patatas resultan útiles en el tratamiento de la obesidad debido a su efecto saciante. Pero siempre teniendo en cuenta que nos referimos a las patatas cocidas o asadas no fritas ni gusadas con alimentos grasos.
  • Desnutrición: puede utilizarse en el tratamiento de a desnutrición, ya que hablamos de un alimento defacil digestión y con una cantidad muy importante de hidratos de carbono, proteínas, vitaminas y minerales.

¿Y si nos pasamos?

Aunque no se han observado efectos tóxicos debidos a un consumo excesivo de patatas, hablamos de tubérculos que pertenecen a la familia botánica de las solanáceas, que se caracterizan por un mayor o menor contenido en solanina. La patata contiene una pequeña cantidad de esta sustancia que desaparece casi por completo por la acción del calor, de ahí que sea preferible el consumo de patatas cocinadas.

Aunque la toxicidad de la solanina es baja, su consumo elevado puede producir picores de boca, molestias de estómago y dolor de cabeza.

¿Y qué más?

Una buena parte de las vitaminas y minerales de las patatas se encuentran justo debajo de la piel, de ahí la importancia de pelar estos tubérculos con especial cuidado o de cocerlos con piel y retirársela posteriormente a la cocción cuando apenas se desecha patata.

Modo de preparación y empleo

  • Patatas al vapor: es la forma ideal de consumir las patatas, ya que es la manera en que mejor se conservan sus propiedades nutritivas. Pueden cocinarse al vapor con piel o sin piel.
  • Asadas: o bien al horno o bien en contacto con fuego, las patatas asadas resultan deliciosas. Pueden asarse cortadas en rodajas, enteras, con piel o sin piel.
  • Fritas: Aunque es el plato preferido de muchas personas, debemos tener en cuenta que las patatas fritas aportan una cantidad importante de energía debido al aporte extra que supone el aceite, especialmente si ésta no está bien caliente cuando se frien las patatas.
  • Jugo crudo: en ocasiones se usa como antiácido debido a la presencia de sustancias alcalinas.
  • Puré de patatas: resulta una de las formas más digeribles de ingerir estos tubérculos, utilizándose normalmente en afecciones del tubo digestivo.