1. >Blog
  2. >El proceso de cultivo de los guisantes Bonduelle

Descubre de dónde vienen y cómo se cultivan nuestros guisantes

Mayo es el mes del guisante, por eso creemos que puede ser interesante descubrir de dónde vienen nuestros guisantes y cuál es su proceso de cultivo. En Bonduelle cultivamos nuestros vegetales en los terrenos más adecuados, en pleno campo y los recogemos en el punto óptimo de su maduración. Después, realizamos el proceso de envasado lo más cerca posible del lugar de su cosecha para preservar su sabor, textura y todas sus vitaminas y minerales.

Una de nuestras fábricas está situada en Santarém (Portugal), en la zona de Vale do Tejo. Desde su creación, hace más de 30 años, hemos creado vínculos firmes, fructíferos y duraderos con esta región: con nuestros empleados, con la comunidad y, especialmente, con los cientos de agricultores con los que trabajamos en estrecha colaboración.

En nuestra fábrica de Santarém cultivamos más de 30 variedades de hortalizas, siempre dentro de su temporada, que se recogen en su punto óptimo de maduración, y que luego vendemos en conserva o congeladas.
 

Te invitamos a descubrir el proceso de cultivo y envasado de los guisantes, desde que sembramos las semillas hasta que trasladamos los guisantes a la planta de envasado.

Durante la primera semana, plantamos las semillas de guisante, que empiezan a brotar 12 días después de ser plantadas. Estos pequeños brotes tienen unas grandes raíces, aunque desde fuera no se ven, y la mejor ayuda para que crezcan es contar con días soleados.

Mientras los guisantes crecen, los agricultores se encargan de protegerlos de los insectos. Y con el objetivo de fomentar nuestro compromiso de reducir el uso de pesticidas, hemos desarrollado soluciones naturales e innovadoras para preservar nuestros vegetales.

Cerca de dos meses después de ser plantados, los guisantes comienzan a florecer con unas preciosas flores blancas, lo que nos avisa de que los guisantes están a punto de nacer. Y después de unos días, las flores desaparecen poco a poco para dejar sitio a las vainas de los guisantes.

Durante los siguientes días, las vainas empiezan a “engordar”, porque los guisantes escondidos en su interior están creciendo poco a poco. Es en este momento cuando nuestros expertos verifican el estado de las vainas para determinar cuándo se hará la recolección.

Llegados a este punto, ¡ha llegado el momento de la recolección! Durante varias semanas trabajamos las 24 horas para recoger los guisantes en su punto óptimo de maduración por las distintas parcelas. Una vez recogida la cosecha, la pasamos al camión y llevamos los guisantes a la fábrica, donde pasan nuestro control de calidad.

¿Sabes cuánto tiempo pasa desde que hacemos la recolección hasta que envasamos los guisantes? ¡Tan solo 5 horas! Esto nos permite ofrecerte el mejor producto en cada cosecha.

Ahora que conoces el proceso de cultivo de nuestros guisantes, te animamos a probar nuestros guisantes tiernos y muy finos sin azúcares añadidos. Y no te olvides de contarnos en redes sociales tus recetas favoritas con guisantes, estamos deseando conocerlas.

Mientras tanto, siempre puedes inspirarte con nuestras fáciles y saludables recetas con guisantes. 

Síguenos