12Jul

Sopas frías: Las sopas también son para el verano

Sopas frías: Las sopas también son para el verano

En verano solo queremos tomar alimentos que nos refresquen, dejamos para el invierno los platos de cuchara y damos la bienvenida a las ensaladas y otros platos fríos. Pero, ¿Por qué dejar todos los platos de cuchara de lado? Desde Bonduelle hemos decidido que las sopas también son para el verano. Eso sí, ¡las sopas frías!

Estamos acostumbrados a tomar sopas en invierno, platos calientes que ayudan a entrar en calor y que te dejan como nuevo. En esta época del año también queremos sopa, pero como no queremos sudar la gota gorda comiendo, os hemos preparado 5 recetas de sopas frías ¡para chuparse los dedos!

1- El clásico en sopas frías: El gazpacho

No podíamos empezar por otra sopa fría. El gazpacho es la receta de verano por excelencia. Es una receta sana y ligera, además de estar buenísima. ¿Quieres prepararla? Aquí te dejamos nuestra receta. Hemos elegido una de gazpacho tradicional, pero podéis prepararlo al gusto.

Para elaborar esta sopa fría necesitamos, tomates pera (para 4 personas, más o menos 1 kilo), un pepino, un pimiento verde, 1 diente de ajo, 50 gr de pan de hogaza duro, aceite de oliva virgen extra, vinagre de Jerez y sal.

Ya hemos reunido todos los ingredientes, ahora nos ponemos manos a la obra:

¿Cómo elaboramos el gazpacho? Empezamos troceando todos los ingredientes. Añadimos el tomate en el vaso de la batidora o en el robot de cocina si tenemos. Lo trituramos,  a continuación, ponemos el resto de ingredientes, el ajo (si no te gusta muy fuerte échale menos cantidad), el pepino, el pimiento y el pan. Una vez triturado todo, lo pasamos por un pasa puré para que quede suave.

A continuación, añadimos un chorrito de aceite de oliva virgen extra, el vinagre de Jerez y la sal. Lo siguiente es dejarlo en la nevera para que se enfríe y esperar a poder degustar esta deliciosa receta. Hay personas que le echan hielos para que esté más frío, aunque no es lo más aconsejable porque corres el riesgo de que se agüe.

gazpacho sopafria post

2- Vichyssoise: ¡Sopa caliente o fría!

Esta receta que te proponemos puede ser una sopa fría o caliente. Con estas temperaturas nosotros te proponemos que la pruebes fría. La vichyssoise de siempre, pero fresca para el verano.

¿Qué ingredientes lleva? Puerros, (para 4 personas unos 500gr), otros 500 gr de patatas, aceite de oliva virgen extra, 250ml de nata para cocinar, 1 litro de caldo de pollo o vegetal (al gusto de cada uno), pimienta blanca y sal.

¿Cómo se prepara esta crema fría? Empezamos limpiando los puerros, hay que limpiarlos muy bien para que no quede nada de arena. Los cortamos. Hacemos lo mismo con las patatas, las pelamos y cortamos. Rehogamos los puerros y las patatas sin dejar que se doren del todo. A continuación, ponemos a cocer los puerros y las patatas en la mezcla de caldo y nata. Añadimos un poco de sal. 

Lo dejamos cocerse unos 15 minutos o hasta que la patata esté hecha. Lo siguiente es triturarlo todo con la batidora o en la licuadora, según lo que tengamos. Una vez hecho lo apartamos y lo dejamos enfriar, a no ser que estemos en diciembre y entre mejor una sopa caliente ;)

vichisua sopafria post

3- La sopa fría más sabrosa y tradicional: El salmorejo

En lista de sopas frías el gazpacho y el salmorejo van de la mano. En párrafos anteriores hemos hablado de la receta de gazpacho tradicional, ahora nos toca de hablar del salmorejo, otro plato imprescindible para el verano.

¿Qué necesitamos? Toma nota de los ingredientes para 4 personas: 1 kg de tomates, 1 diente de ajo, miga de pan, taquitos de jamón, 2 huevos, aceite de oliva virgen extra, perejil, sal y agua.

¿Cómo elaboramos esta  sopa fría? Empezamos cociendo los huevos. Los ponemos en un cazo con agua a hervir. Unos 15 minutos y después los sacamos y los dejamos enfriar.

El siguiente paso es lavar los tomates y pelarlos. Los ponemos en el vaso de la batidora o de la licuadora y los trituramos. Los colamos por el pasa puré para que quede sin ninguna piel, ni pepitas.

A continuación, troceamos la miga de pan, picamos el ajo y lo añadimos a la crema de tomate, ponemos unos 100 ml de aceite de oliva virgen extra, un poquito de sal y lo volvemos a triturar todo para que quede una crema homogénea.

Lo último es coger los huevos, pelarlos y cortarlos en trocitos y añadirlos junto a los trocitos de jamón y un poco de perejil. Dejamos enfriar y ¡Listo!

salomorejo sopafria post

4- Sopas frías y verdes: Crema de aguacate y calabacín

Es una crema fría que o bien puede resultar una gran desconocida o bien puede ser un plato típico en muchas casas. Se trata de una receta igual de sencilla que el resto, únicamente debes contar con 2 aguacates, 2 calabacines grandes, 1 cebolla grande, 200 gr de yogur griego, ½ litro de caldo, un vaso de aceite de oliva, sal marina y pimienta negra y cilantro para decorar.

Lo primero que debemos hacer es poner en un sartén la cebolla y el calabacín con un poco de aceite y saltearlo, una vez esté dorado podremos dejar de saltearlo. A continuación, añadiremos el caldo para dejarlo hervir en torno a unos 4 min, una vez hayamos hecho esto tendremos que añadir los aguacates, el yogur, la sal marina, pimienta, un pequeño toque de aceite y ¡listo para licuar!

Una vez hecho esto lo podemos servir en un plato hondo bonito y decorar a nuestro gusto, utilizando para ello la cucharada de yogur con frutos secos troceados y alguna hierba aromática.

crema calabacin aguacate post

5- Crema fría de champiñones y tomate: Una sopa ligera 

¡Una crema fría rica, rica y muy sana! Para esta receta necesitaremos 3 latas de Un Toque de champiñones de Bonduelle, 250 gr de tomates muy maduros, 100gr de patata, 50 gr de cebolla, 50 gr de zanahoria, 1 puerro, 2 dientes de ajo, un vasito de aceite de oliva, 125 ml de leche desnatada, otros 125 ml de caldo de verduras y una pizca de sal.

Comenzaremos limpiando el puerro y pelando tanto la cebolla, como la zanahoria y los dientes de ajo. Lo que haremos a continuación es cortarlos en tiras finas y sofreírlos en una cazuela en la que previamente hemos puesto un poco de aceite. Cuando ya esté cocinada, agregaremos los champiñones y los tomates lavados y cortados. A continuación, sumamos a lo anterior, patatas peladas y troceadas y echamos agua hasta que las cubra, así dejaremos que se cocine el conjunto durante otros 30 minutos a fuego medio.

Cuando las hortalizas estén cocinadas lo que haremos es agregar la leche por un lado y el caldo de verduras por otro, daremos un hervor de unos 10 minutos a toda la mezcla y podremos proceder a triturarla con ayuda de una batidora.

Para que quede perfecta lo que haremos será colar la mezcla poniéndola en una cazuela limpia y después darle otro hervor al que añadiremos un poco de sal, la dejamos enfriar y luego a la nevera para que podamos servirla ¡bien fría! Podemos acompañar esta crema con unos trocitos de tomates y champiñones aliñados con un poco de sal y aceite.

crema champiñones post