1. >Blog
  2. >¿Son ecológicas las conservas? Son todo un tres en uno

La respuesta... ¡LA TENEMOS EN EL BOTE!

Respeta las temporadas, lucha contra el despilfarro, su envase es reciclable hasta el infinito... Para conservar las verduras en su mejor momento, las conservas son una de las soluciones más ecológicas. ¡Todo un tres en uno!

Producidas cuando la verdura está en su momento óptimo, disponibles durante todo el año, reciclables a voluntad... Aunque emplean un principio de conservación del siglo XIX, las conservas son también de nuestro tiempo, permitiendo conciliar practicidad y ecología. Queremos devolverles su puesto de honor.

Para disfrutar todo el año

Las verduras se van sucediendo a lo largo del año y cada estación aporta sus pequeños placeres: tomates en verano, guisantes en primavera o remolachas cuando llega el frío. Para evitar la monotonía y disfrutar todo el año de sus beneficios, las conservas han demostrado su valor.

La verdura, recolectada en su punto óptimo de maduración, está en su mejor momento y, al prepararse inmediatamente después de su cosecha, conserva la mayoría de sus nutrientes (vitaminas, minerales, fibra) sin necesidad de añadir conservantes.

Una medida eficaz contra el despilfarro

Las industrias conserveras suelen ubicarse en las proximidades de las zonas de producción (campos, huertos o puertos). De esta manera, se reducen los costes y las emisiones de CO2 relacionados con el transporte, y todavía más con la nueva generación de latas, ligeras y apilables, que permiten transportar mayores cantidades en un menor volumen. Por otra parte, las conservas evitan que los alimentos se estropeen y los hace aptos para el consumo porque se han introducido rápidamente en latas en lugar de conservarlos de forma más aleatoria, como en la tienda o en casa. Además, la producción completa se consume durante el año, en lugar de un período corto de tiempo.

Un almacenamiento que no consume energía

Los alimentos en conserva se guardan a temperatura ambiente. Una vez producidos, no consumen más energía: no hace falta cadena de frío para transportarlos, ni para almacenarlos en la tienda o en casa.

Un envase reciclable eternamente

El metal de las latas de conserva es reciclable al 100% y hasta el infinito. El acero y el aluminio conservan sus propiedades y sus características técnicas en cada reciclaje. Al tratarse de «monomateriales» (acero, aluminio), son bastante más simples de clasificar que muchos otros envases en las fábricas de tratamiento de desechos domésticos.

Síguenos