1. >Blog
  2. >Qué es la cocina al vapor y cómo cocinar al vapor

Fácil y rápido, cocinar al vapor es perfecto para conservar el sabor de las verduras. Te contamos sus secretos y te
desvelamos los mejores utensilios para cocinar con este
método.

Sano y fácil. Este método de cocción, que consiste en cocinar los alimentos con el vapor generado por un líquido hirviendo, ofrece muchas ventajas. A continuación, te contamos cómo sacarle el máximo partido.

Ventajas de cocinar al vapor

- Mantiene las propiedades de las verduras: a menos de 100 °C se conservan mejor las vitaminas y los minerales en comparación con otros métodos que emplean temperaturas más altas. Y cocinadas al dente, conservan aún más sus vitaminas y minerales. Además, para este método de cocción no es necesario añadir grasa.


- Respeta el sabor de los alimentos: las verduras mantienen su sabor, pero también se pueden añadir hierbas aromáticas o especias al agua de cocción para potenciar su aroma.

- Permite preparar verduras enlatadas: gracias a un proceso industrial específico denominado «enlatado al vapor», las verduras se cocinan en una pequeña cantidad de líquido (tres veces menos que las latas tradicionales en el caso de las judías verdes), ahorrando así agua y reduciendo el peso de las latas.
Más ligeras y más fáciles de transportar.

Utensilios para cocinar al vapor

- Vaporera: existen diversos tipos, como las que se colocan sobre la olla o las que se pliegan y colocan dentro (con forma de flor y perforadas, se ajustan a la forma del recipiente).
También puedes improvisar y usar un colador de acero
inoxidable, un paño y una tapa.


- Vaporera de bambú: como la que se usa en la cocina
asiática para cocer las empanadillas al vapor. Se coloca sobre el grill del wok o en una sartén de un diámetro más pequeño. Para evitar que se peguen los alimentos, coloca papel de horno, espinacas o col en el fondo. ¿Sus ventajas? Es ligera y económica.

- Vaporera eléctrica: formada por varios cestillos de plástico o acero inoxidable apilados unos sobre otros y, a menudo, equipada con un temporizador. Pero ten cuidado: cuanto más cerca del agua están los alimentos, más rápido se cocinan. Así que lo mejor es colocar las patatas y las zanahorias abajo. Otra opción es utilizar un robot de cocina y su accesorio para cocinar al vapor.


- Olla a presión: con el cestillo de vapor que incluye como accesorio, los alimentos se cocinan a alta presión. El tiempo de cocción es menor, pero alcanza una temperatura más alta que otros utensilios, por lo que se conservan menos vitaminas.


- Horno a vapor: es el favorito de los cocineros profesionales, pero también el más caro de todos los utensilios para cocinar al vapor. La solución alternativa es utilizar el microondas: coloca las verduras ya cortadas en un recipiente de vidrio con un poco de agua en el fondo, cúbrelo con film transparente y haz algunos agujeros.

Únete a nosotros