1. >Blog
  2. >3 ideas preconcebidas sobre el maíz en lata

Deliciosamente dulce, crujiente, y saludable... El maíz en lata es un cereal atípico que se come como si fuera una verdura. Los tres estereotipos de maíz en lata.

El maíz en lata es demasiado dulce

¡FALSO!

A los niños les encanta el dulce sabor del maíz en lata, pero no son los únicos. Este cereal atípico, que consumimos como una verdura, tiene un alto contenido en carbohidratos, pero su índice glucémico es bastante bajo. Su reputación de alimento nutritivo (e incluso sagrado en las culturas nativas del norte y sur de América) se debe a su contenido en carbohidratos, 6 veces mayor que su contenido en proteínas. También es una fuente de fibra y vitamina B9 y contiene un antioxidante denominado zeaxantina, derivado de su nombre botánico: zea mays.

En la actualidad, su consumo en mazorca, cocida o a la barbacoa, es muy común al otro lado del charco. En Francia, Italia o España, se suele consumir el maíz cocido en lata en ensaladas.

El maíz en lata tiene un alto contenido en grasa

¡FALSO!

El maíz en lata contiene menos de 2 g de grasa por 100 g. Además, es bajo en calorías (solo 106 kcal por 100 g de maíz en lata). Es fuente de fibra y antioxidantes, así como de potasio, magnesio, manganeso y vitaminas (incluida vitamina B9), por lo que se adapta perfectamente a una dieta sana y equilibrada. Y tenemos buenas noticias para los celíacos o los intolerantes al gluten: ¡el maíz no contiene gluten!

Contiene aditivos

¡FALSO!

El maíz en lata solo contiene granos de maíz dulce (libre de OMG), agua y sal. El azúcar está naturalmente presente en el maíz y aunque la mayoría de las latas no incluyen azúcar añadido, es mejor leer la etiqueta para asegurarse. Los granos de maíz de variedades concretas cultivados para Bonduelle principalmente en el Suroeste de Francia, donde las condiciones meteorológicas son favorables, se transforman en el mismo día, en las 6 horas siguientes a la cosecha, para conservar su delicado sabor. Finalmente, la ventaja del maíz dulce en lata es que está disponible todo el año y se puede consumir en cualquier estación. Para disfrutar de más variedad, las mazorcas se consumen únicamente en verano, de julio a septiembre. 

Síguenos