1. >Blog
  2. >Protege el suelo del huerto para el invierno

Si nosotros tenemos frío, el suelo del huerto también. Descubre tres técnicas fáciles y naturales para protegerlo de las bajas temperaturas invernales y que descanse lo que necesita.

¡Se acabó abandonar el huerto durante la temporada invernal! Hundimientos, erosión, heladas, lluvias que arrastran el suelo y crean costras compactas en la superficie… En invierno, resulta imprescindible proteger las parcelas no cultivadas. Lo mejor es que todo el ecosistema del suelo se beneficia: las lombrices, los pequeños insectos y otros microorganismos, dentro de sus capullos, pueden seguir mejorando el suelo para la primavera.

 

1. Mantillo de paja

En la naturaleza, los suelos nunca quedan expuestos a los elementos, salvo en las zonas desérticas. El mantillo consigue reproducir esa protección del suelo mediante una cobertura natural al llegar el otoño.

Aunque tradicionalmente está compuesto de paja (de ahí su nombre), en la actualidad se emplea todo tipo de materia vegetal «respirable» con una degradación lenta, aportando así materia orgánica, como hojas secas colocadas en capas espesas. Tampoco viene nada mal repartir un poco de abono antes en los terrenos explotados por los cultivos en verano.

2. Cartón arrugado

¿No tienes paja u hojas a mano? ¡Siempre puedes reciclar cartón! Pero debe ser marrón, sin tinta y estar libre de materiales no biodegradables, como cinta adhesiva, grapas, etc.

Basta con mojarlo para que se ablande y colocarlo después sobre el terreno, sujetándolo con ladrillos o piedras grandes. También puedes colocar una capa espesa de plantas encima para conseguir un resultado más estético y mayor eficiencia. ¡A los gusanos les encanta.

 

3. Fertilizante verde

Y, finalmente, el cultivo de fertilizantes verdes, especialmente leguminosas, viene de perlas. Si siembras plantas de rápido crecimiento al final del verano o a comienzos de otoño, mejorarás la estructura y fertilidad del suelo. Plantas como la veza, esparceta, lupino blanco, mostaza, facelia, avena, alfalfa... A medida que crecen, sus raíces descompactan el suelo y extraen elementos nutritivos desde lo más profundo. Antes de formarse los primeros granos, las plantas se cortan y se dejan sobre el suelo formando un mantillo muy eficaz. Ahora es buen momento para empezar a pensar en la mejor elección y combinación de plantas para el año que viene según la naturaleza del suelo y los vegetales que se plantarán en la huerta.

Síguenos