Borraja

La borraja es una hortaliza de excelentes cualidades, pero muy poco conocida y utilizada, entre otras cosas por que es preciso quitarle los pelillos que recubren sus hojas y tallos antes de consumirlas.

Denominación

Se conoce con el nombre común de borraja, pero su nombre científico o latino es Borago officinalis. Pertenece a la familia de las Boragináceas.

Origen

La borraja es una hortaliza originaria del norte de África. Fue distribuida por la Europa mediterránea y Portugal e introducida en Europa central y sudoriental. En España su uso se extendió por todo el territorio, siendo menos utilizada en las zonas del norte.

Variedades

No se destacan variedades de borraja.

¿Qué aspecto tiene?

  • Color: las hojas de la borraja son de color verde oscuro, mientras que los tallos son más claros.
  • Forma: las hojas son de gran tamaño y están cubiertas por una espesa capa de pelo. Estas están sostenidas por un largo y grueso rabillo.
  • Tamaño: la planta tiene un tamaño variable, de 30 a 130cm, mientras que las hojas pueden medir de 10 a 12 cm.
  • Peso: el peso es muy variable, desde los 100g a más de 1 Kg.
  • Sabor: se percibe ligeramente un sabor suave.

Modo de preparación y empleo

  • Cruda: en ensalada sólo se consumen los brotes y las hojas muy crudas de la planta, recogidas incluso antes de que ocurra la floración.
  • Cocinada: no es conveniente que la borraja cueza durante mucho tiempo ya que se pierden muchas sustancias nutritivas. De cualquier forma, siempre es recomendable ingerir el caldo en el que se han cocido las borrajas.
  • Jugo fresco: el jugo fresco de borraja se elabora cuando las hojas están tiernas, utilizándose como depurativo.
  • Aceite de borraja: contiene en su composición cierto componente que en el organismo se transforma en prostaglandinas. Éstas sustancias ayudar a controlar ciertas patologías o molestias:
    • Hipertensión:contiene un componente que produce la dilatación de las arterias facilitando el paso de torrente sanguíneo.
    • Hipercolesterolemia: regula la producción de colesterol.
    • Síndrome premenstrual: podría contribuir a regular la producción de estrógenos.

¿Cuándo lo encontramos y en qué condiciones?

La borraja se cultiva con mucha facilidad y resiste con cierta facilidad condiciones climáticas adversas. Comienza a cultivarse cuando empieza el otoño y se suele terminar la recolección a principio de primavera. Por lo tanto en el mercado la encontraremos en invierno y especialmente en primavera.

El mejor ejemplar y su conservación

El ejemplar de borraja de mayor calidad será aquel que tenga las hojas frescas, intactas, tiernas y de un color verde brillante y uniforme.

Se trata de una hortaliza muy perecedera, por lo que es conveniente guardarla rápidamente en el frigorífico siempre dentro de un envase de plástico perforado. Es recomendable además no lavarla hasta que se vaya a consumir.

Características nutritivas

La borraja es una hortaliza con un valor energético muy bajo, que supone aproximadamente 21 kcal/100g. Tiene unas características nutritivas muy importantes, ya que, como vamos a ver, aunque su contenido en lípidos, proteínas e hidratos de carbono no sea muy elevado, sí lo es el de minerales y vitaminas. Su contenido en agua es ronda el 91% del peso total. La grasa supone un 0,7% y los hidratos de carbono apenas llegan al 2%, lo mismo que las proteínas.

Minerales: de su contenido mineral destacaremos el hierro por ser el que se encuentra en mayor proporción, y por ser la borraja una de las hortalizas en las que este mineral destaca. Pero además podemos citar otros minerales que se encuentran en cantidades muy importantes, casi tanto como el hierro, y que son vitales para el correcto funcionamiento del organismo: potasio, magnesio, calcio, fósforo, sodio y cinc.

Vitaminas: en cuanto al aporte de vitaminas, vamos a encontrarnos cantidades significativas de todas, excepto de vitamina B12, que sólo se encuentra en los alimentos de origen animal y vitamina E. Destacamos la vitamina C que es la que se encuentra en mayor proporción seguida de la vitamina A, aunque también encontramos cantidades destacables de vitaminas B1, B2, niacina, B6 y folatos.

¿En qué puede ayudarnos?

La borraja no es un alimento que tenga larga tradición de alimento o planta medicinal, siendo además uno de los grandes desconocidos de nuestra alimentación. Por ello vamos a descubrirles alguna de las propiedades saludables que se le atribuyen a la borraja, como son:

  • Sudorífica, diurética y depurativa: como hemos dicho, no se conoce mucho sobre esta hortaliza, pero una de sus cualidades más destacadas es su capacidad de aumentar la producción de sudor, diuresis y depuración. En general toda la planta presenta esta acción, pero es más intensa en las flores (que se utilizan en infusiones).
  • Antivírico: se ha utilizado popularmente para combatir infecciones víricas como la gripe, el sarampión y la rubeola. Facilita la eliminación de toxinas de la sangre a través de la orina y el sudor, rehidrata, aporta cantidades importantes de sales minerales y ayuda a bajar la fiebre.
  • Patologías renales, gota, artritis y obesidad: se utiliza en estos casos por su acción diurética y depurativa.
  • Aparato respiratorio: se recomienda especialmente en las infecciones respiratorias de las vías altas (garganta) como los resfriados, faringitis, etc. Mejora el estado de las mucosas y facilita la expectoración.

¿Y si nos pasamos?

Ciertos compuestos que forman parte de su composición pueden resultar tóxicos al hígado, por lo que no se recomienda su utilización excesiva, aunque sí puede formar parte de una dieta equilibrada. Además se debe evitar su utilización frecuente en embarazadas.

¿Y qué más?

No sólo se ingiere la hoja y el tallo, las flores de la borraja se han empleado en confitería, o bien conservándolas alternando capas de flores y de azúcar, una cantidad algo menor de flores que de azúcar, en un cazo hasta que se forme caramelo. Son utilizadas asimismo como saborizantes, principalmente de bebidas.

Se utilizan, las delicadas flores azules de la borraja y sus brotes tiernos flotando en bebidas heladas de verano, las flores añadidas a ensaladas frescas y crujientes para poner en ellas una nota de color, las hojas nuevas hervidas y servidas como alternativa a las espinacas, etc.