03May

Pasta de colores: Cómo elaborarla paso a paso

Pasta de colores: Cómo elaborarla paso a paso

A los amantes de la pasta nos encanta variar cada vez que preparamos esta deliciosa receta. Nos gusta cambiar de salsas, experimentar con los ingredientes y disfrutar de este plato.

Si no eres uno de esos amantes queremos que te unas a nosotros. Esta vez desde Bonduelle queremos enseñarte otra de las posibilidades a la hora de hacer esta receta: La pasta casera de colores.

¿Cómo preparamos la pasta de colores? Aquí te dejamos tres recetas para que aprendas a hacerla paso a paso.

Primero vamos a ver cómo se prepara la masa:

1-Pasta casera: La masa

¿Qué necesitamos?

Harina, huevo y un poco de sal.

¿Cómo la preparamos?

Empezamos poniendo la harina, lo mejor es ponerla en una mesa o en la encimera de la cocina para poder amasar mejor. Hacemos una montaña y abrimos una especie de cráter en medio, añadimos los huevos en el hueco y un poquito de sal.

Empezamos a mezclarlo todo y vamos creando una masa cremosa, le vamos a añadiendo harina para que vaya cogiendo forma. Poco a poco irá siendo más uniforme.

Hacemos una bola con la masa compacta y la envolvemos en film transparente y la dejamos reposar en el frigorífico durante media hora aproximadamente.

Cuando haya pasado el tiempo estimado, ponemos un poco de harina en la mesa o encimera donde estemos cocinando y empezamos a estirar la masa. Empezamos a amasarla con las manos, luego podemos usar un rodillo para aplanarla. Si tenemos una máquina de hacer pasta, podemos usarla para que quede perfectamente estirada. Una vez estirada, cogemos la pasta y la cortamos en la forma y tamaño que deseemos. Ya estará lista para cocer.

2- Pasta de colores: Los ingredientes son la clave.

Normalmente cuando hacemos pasta, su color habitual es beige, pero nosotros queremos que tenga más colores ¿Cómo lo conseguimos? Aquí te dejamos tres colores para darle vida a tu pasta ¡Apunta!

- Pasta verde:

Para conseguir la pasta verde vamos a usar espinacas. Cocemos las espinacas y cuando estés bien cocidas y escurridas las trituramos y mezclamos con el huevo haciendo una especie de puré.

Cuando estamos elaborando la masa, en el momento en que vamos a incluir el huevo al cráter de harina, lo hacemos, pero con las espinacas. Empezaremos a amasar y así la mezcla tendrá un color verde.

- Pasta rosa:

Para conseguir la pasta rosa podemos usar remolacha. Cocemos la remolacha y la trituramos junto al huevo. Igual que con la pasta verde, elaboramos la masa con la remolacha incluida.

La pasta será rosa y estará lista para cocer. Cuando vayas a cocerla hazlo con abundante agua templada y un poco de sal. Ve removiendo con un tenedor para que no se pegue.

- Pasta negra:

La pasta negra es una de las más habituales. Ésta se prepara con tinta de calamar. Batimos el huevo con la tinta del calamar y la añadimos a la harina para empezar a amasar como hemos hecho en las recetas de pasta anteriores.

3- Lista para comer: Añade los ingredientes.

Después de hacer la pasta de colores, la cueces y sólo te queda elegir los ingredientes que más te gusten. Estas tres recetas de pasta propuestas además de tener un color intenso, también tienen sabor, recuerda que hemos teñido la masa con diferentes alimentos. Piensa que con un poco de queso rallado ya tendrás un plato de lo más completo.