09Mar

Cómo incluir recetas de verduras en tu dieta. Apunta estas ideas

Cómo incluir recetas de verduras en tu dieta. Apunta estas ideas

Las verduras son un alimento indispensable para seguir una dieta variada y saludable, ya que nos aportan vitaminas, fibra y minerales y nos permiten prepararlas de mil y una formas diferentes. Los nutricionistas son conscientes de los beneficios que las verduras aportan a nuestra salud, por lo que nos aconsejan consumir cinco raciones al día entre verduras y frutas.

Pero somos conscientes de que el sabor de algunas verduras no es del gusto de todo el mundo o de que la gente está cansada de cocinar siempre de la misma forma estos alimentos. Para cambiar estas situaciones te proponemos las siguientes recetas de verduras, originales y sencillas, que seguro que te harán disfrutar de las verduras y te permitirán mantener una dieta equilibrada y sana.

Además, desde Bonduelle te contaremos algunos de los beneficios que poseen las verduras que utilizaremos para preparar las mejores recetas. Así que, sin más preámbulos, comencemos ya por nuestra primera verdura y receta.

Tomate: previene problemas cardiacos

Este ingrediente es una de las principales verduras que debe estar presente en una dieta equilibrada, ya que nos aporta numerosos beneficios debido a la gran cantidad de minerales y vitaminas que posee. Entre sus vitaminas encontramos la B, C y A. Contiene, además, licopeno que es el componente encargado de que tenga ese tono rojizo y que es, a su vez, un antioxidante que protege frente posibles problemas cardíacos. El tomate destaca también por su contenido en potasio y en otros minerales como el fósforo, el magnesio o el calcio.
Es, además, un alimento con pocas calorías y grasas, y que facilita la digestión.

Tras haber hablado de sus características y beneficios, vamos a ver una rica receta que podemos hacer con el tomate.

Sofrito de tomate:

Ideal para acompañar platos como el atún. Para realizarlo solo tienes que seguir estos sencillos pasos:

1. Para comenzar, lavamos los tomates, los secamos y les quitamos la piel. Tras esto, los troceamos en pequeñas porciones.
2. A continuación, cogemos unos ajos y los partimos también en pequeños trozos ya que los tenemos que dorar después. Repetimos el mismo proceso con la cebolla, pelándola y cortándola.
3. Ponemos una cazuela con aceite de oliva a fuego medio y echamos los ajos, hasta que queden dorados. Añadimos la cebolla, le ponemos sal y pimienta, una cucharadita de azúcar, y un poco agua y lo dejamos para que se vaya pochando y coja color.
4. Por otro lado, lavamos y cortamos el pimiento rojo y el pimiento verde y los echamos en la cazuela. Añadimos una cucharadita de pimentón rojo, removemos y lo dejamos 5 minutos. Una vez hecho esto, añadimos los tomates y una copa de vino blanco, ponemos otra cucharadita de azúcar, tapamos la cazuela y la ponemos a fuego lento.
5. Después trituramos todo y le ponemos una rama de canela. La cazuela sigue a fuego lento con la tapa, hasta que se haya evaporado el agua.
6. Para hacer el atún, cortamos los lomos en dados, ponemos sal y pimienta y los doramos en una sartén con un poco de aceite de oliva.
7. Cuando lo tengamos hecho, seleccionamos el plato más adecuado, ponemos una base de sofrito en él y encima de esta los lomos de atún.
8. Y ya solo te queda disfrutar de este plato de gran sabor.

Berenjena: un gran antioxidante

La berenjena, es el siguiente producto del que os queremos hablar. Esta es una hortaliza con pocas calorías, que destaca por tener vitamina E, un gran antioxidante que protege de enfermedades cardiacas. Además, cuenta con un alto contenido en potasio, que ayuda al sistema nervioso y cardiovascular; así como en magnesio y en hierro, que mejora las defensas y previene la anemia. También posee un contenido elevado en fibra, ayuda a reducir el colesterol, e incluso aportan beneficios para la piel.

El plato que os hemos propuesto con este ingrediente es:

Berenjena a la parrilla con queso feta

Un plato con el que podemos comer sano.

berenjenas parrilla

Para realizarlo solo tienes que seguir los siguientes pasos:

1. Para comenzar, lavamos las berenjenas y las cortamos en rodajas. Ponemos la parrilla a fuego medio, y con una brocha aplicamos aceite de oliva sobre las rodajas, y le añadimos sal.
2. Ponemos las rodajas en la parrilla hasta que queden doradas. Una vez hecho esto, las servimos en un plato.
3. Por otro lado, ponemos los dados de queso feta encima de las berenjenas, y añadimos aceite de oliva. Además, podemos acompañarlo con rúcula y con tomates.
4. Y solo queda decir: ¡¡Bon appetit!!

Calabaza: mejora el sistema inmunitario

Hoy también os hablaremos de la calabaza. Es una hortaliza que tiene muy pocas calorías y un alto contenido en fibra. Cuenta principalmente con las vitaminas A y C, además de la E y B. Su característica principal es su contenido en betacarotenos, que le aportan ese bonito tono naranja. El consumo de este alimento favorece el tránsito intestinal y ayuda a proteger la piel y la vista. También tiene gran cantidad de antioxidantes, que protegen el sistema inmunológico y regulan los niveles de azúcar. Y como última característica hay que decir que es un alimento rico en hierro.

Ahora vamos con la receta sugerida para este alimento:

Puré de calabaza

1. Para comenzar, lavamos y pelamos la calabaza, las zanahorias y la patata. Partimos todo en trozos. Lavamos los puerros y los troceamos.
2. Ponemos todos los ingredientes en una olla y la cubrimos con agua. Tapamos la olla y la dejamos a fuego medio durante 30 minutos. Una vez hecho esto, la quitamos del fuego, le añadimos un poco de sal y lo trituramos. Lo servimos en un plato y le echamos un poco de pimienta blanca.
3. Como recomendación para potenciar aún más su sabor, podéis echarle trocitos de calabaza fritos por encima.
4. Y a disfrutar de este sencillo pero gran plato.

Zanahoria: buena para la vista

Esta verdura tiene un elevado contenido de betacarotenos, que se convierten en el cuerpo en vitamina A. Las zanahorias, además, son un gran alimento para el sistema inmunitario y la vista, así como para mantener nuestra salud intestinal y digestiva, ya que posee mucha fibra. También contiene vitamina C, que ayuda a mantener dientes y encías sanas.

La receta que hemos escogido para preparar con zanahorias es un postre.

Bizcocho de zanahoria

bizcocho zanahoria

1. En primer lugar, ponemos en un bol los huevos, los batimos y vamos incorporando el azúcar hasta que la mezcla quede espumosa.
2. Tras esto lavamos, pelamos y trituramos las zanahorias. Las introducimos en la mezcla, añadiendo además aceite de oliva.
3. Ponemos la harina, la levadura y la esencia de vainilla y mezclamos todo.
4. Por otro lado, untamos un molde con aceite y ponemos la mezcla. Lo introducimos al horno y lo dejamos durante 30 minutos a 180 grados.
5. Al acabar el tiempo, lo sacamos del horno, quitamos el molde, y ya podemos disfrutar de este fantástico postre.