25Jul

5 trucos para ser un instagramer de la cocina

5 trucos para ser un instagramer de la cocina

Está de moda, vas a un restaurante, cocinas o te compras un bocata y sistemáticamente sacas el móvil, haces una foto y va directa a tu perfil de Instagram. Claro que eso es genial, pero si enfocaras mejor y la luz fuera la adecuada, seguro que triunfarías como todo un instagramer.

En Bonduelle nos encantan las redes sociales y estar a la última en tendencias de cocina, así que nos hemos puesto a investigar y queremos que os suméis con nosotros a esta moda que abre el apetito.

Apunta estos 5 trucos para ser todo un instagramer de la cocina ¡Preparados, listos, dispara!

1-La luz natural: El mejor filtro de Instagram

El flash, los focos o cualquier sucedáneo de luz que no venga de la calle no es bienvenida en nuestras fotos. No quedan igual que si estás en una terraza y sacas la foto con luz natural. No hace falta que te salgas a la calle con el plato si ves que no es la iluminación que quieres, sólo te hace falta estar sentado al lado de una ventana y tendrás el filtro perfecto.

Consejo: No tienes que sacarles fotos a todos los platos, si ves que la luz no es buena, espera a otra ocasión para sacar tu foto. Como en otros ámbitos, es mejor la calidad que la cantidad.

2-El ángulo perfecto: Elige la mejor posición

Una fotografía de un plato de comida puede ser muy diferente depende de que lado la saques. Sacar la foto desde arriba queda mejor. Se ve el plato entero y queda más estético. A no ser que quieras destacar alguna parte concreta de la comida, véase, algún ingrediente o hacer un primer plano para poder apreciar mejor las texturas del plato fotografiado ¡Tú eliges!

3-El emplatado fotográfico: Cuida el entorno

No saques en tu foto la grasa que se ha quedado en el mantel de papel, no queda bien. O sí, pero depende del entorno en la que lo saques. Un mantelito de cuadros, una cesta, una planta de fondo o un plato ilustrado pueden ser algunos de los aliados del entorno para tu foto en Instagram.

4-Hashtags: Elige los correctos, pero no te pases

Toda publicación de Instagram que se precie trae consigo una ristra de hashtags o etiquetas (para que nos entendamos) que describen la fotografía en sí. Es decir, palabras acompañadas del símbolo almohadilla del teclado que definen la publicación. Este caso como hablamos de comida, los más habituales serían relacionados con este término como #comida #comer #food #foodie #instafood y otras que describan el alimento, por ejemplo, si es una ensalada de maíz utilizaríamos también #ensalada #maíz #salad

Consejo: No pongas todos los hashtags que veas. No hace falta que sea más largo el listado de etiquetas que la propia publicación. 

5-Haz la foto rápido y ¡Come que se enfría!

Como ya hemos dicho nos encanta esta moda de sacar fotos a platos de comida y subirlos a Instagram, pero el consejo más importante es no volverse loco. Haz las fotos porque te apetezca, porque quieras compartirlas o porque el plato en concreto te parezca digno de foto.

Lo importante es divertirse y sobre todo comértelo ¡Qué no se te enfríe la comida por estar con el móvil! ;)