ficha-berro

Berros

Planta acuática que crece en las fuentes, riachuelos, en las aguas frías y limpias a la orilla de los arroyos pero también puede ser cultivado.

Denominación

Se conoce con el nombre común de Berro, Berros, pero su nombre científico o latino es Nasturtium officinale. Pertenece a la familia botánica de las Crucíferas junto a la col, la coliflor, el brécol, el nabo y el rábano.

Origen

Aunque no hay muchas referencias a la utilización de los berros a lo largo de la historia, sí se sabe que fueron empleados como planta medicinal en la Antigüedad clásica.

Variedades

No encontramos variedades destacables.

¿Qué aspecto tiene?

  • Color: los berros presentan un color verde vivo en la hoja, siendo más claro, prácticamente blanco en los tallos.
  • Forma: las hojas tienen forma redondeada.
  • Tamaño: la planta puede medir de 10 a 30 cm de altura, mientras que las hojas apenas llegarán a presentar 3-4cm de ancho y largo.
  • Peso: dependiendo del tamaño de la planta tendrá un peso u otro.
  • Sabor: tienen un sabor fresco y picante, parecido al de la mostaza (con un ligero toque dulce), que se acentúa según envejece la planta, por lo que se debe consumir joven y antes de florecer.

¿Cuándo lo encontramos y en qué condiciones?

Encontraremos berros preferentemente de octubre a enero, aunque pueden sembrarse todo el año. Son muy exigentes en cuanto a la humedad que necesitan, suelo en el que crecen tiene que tener, al menos, 8 cm de barro arenoso. Crecen muy rápidamente si las condiciones son las propicias.

El mejor ejemplar y su conservación.

El mejor ejemplar de berro será aquel tierno y fresco que presente un color verde oscuro y vivo, cuyas hojas estén enteras y sin daño físico alguno.

Se trata de una hortaliza con una vida media muy corta, ya que en condiciones adecuadas de almacenamiento apenas llega a durar unos pocos días. La mejor forma de conservarlos es en refrigeración dentro de un envase de plástico perforado.

Características nutritivas

Los berros son hortalizas con un valor energético muy bajo, que supone aproximadamente 19 kcal/100g. Tiene unas características nutritivas muy importantes, ya que, como vamos a ver, aunque su contenido en lípidos, proteínas e hidratos de carbono no sea muy elevado, sí lo es el de minerales y vitaminas. Su contenido en agua es ronda el 93% del peso total. La grasa apenas supone un 0,1%, los hidratos de carbono apenas llegan al 3%, mientras que las proteínas pueden llegar al 2% del peso total.

Minerales: de su contenido mineral destacaremos el potasio por ser el que se encuentra en mayor proporción, seguido muy de cerca por el calcio. Pero además podemos citar otros minerales que se encuentran en cantidades muy importantes, casi tanto como el potasio y el calcio, y que son vitales para el correcto funcionamiento del organismo: magnesio, hierro, fósforo y sodio, y en menor proporción el cinc. Además contiene cantidades importantes de Yodo.

Vitaminas: en cuanto al aporte de vitaminas, vamos a encontrarnos cantidades significativas de todas, excepto de vitamina B12. Destacamos la vitamina C que es la que se encuentra en mayor proporción seguida de la vitamina A, aunque también encontramos cantidades significativas de vitaminas B1, B2, niacina, B6 y folatos, y vitamina E.

¿En qué puede ayudarnos?

Aunque actualmente el berro no sea muy consumido ni conocido por sus propiedades nutritivas o beneficiosas, sabemos que se utilizó en la antigüedad por ciertas propiedades beneficiosas como planta medicinal. Por ello vamos a descubrirles alguna de las propiedades saludables que se atribuyen popularmente a los berros, como por ejemplo:

  • Depurativo: facilitaría la eliminación de residuos ácidos del metabolismo. Además facilita la producción de glóbulos rojos (hematíes) debido a sus propoiedades nutritivas. Por ello se recomienda su consumo en personas que padecen artritis, gota, anemia, eccemas y erupciones.
  • Tonificante: los berros aumentan el apetito y la secreción de jugos gástricos. En general podmeos decir que es un excelente tonificante general del organismo, especialmente útil en casos de astenia (debilidad) y fatiga primaveral.
  • Hipotiroidismo: contiene una cantidad importante de Yodo, por lo que se recomienda su consumo en caso de hipotiroiismo.
  • Expectorante: fluidifica la mucosa bronquial, favoreciendo su eliminación.

¿Y si nos pasamos?

Por el momento no se conocen efectos tóxicos derivados de un consumo excesivo de berros. Pero si es importante tener en cuenta que pueden tener parásitos, por lo que hay que consumirlos con toda garantía higiénica. Para limpiarlos bien lo ideal es tenerlos media hora en remojo en una solución de agua con lejía.

¿Y qué más?

Aunque la propiedad que más se conoce del berro es su capacidad depurativa de la sangre, es una de las hortalizas con mayor contenido en calcio y Yodo, por lo que habrá que tenerlo en cuenta en dietas ricas para hipotiroidismo, osteoporosis…

Modo de preparación y empleo

  • Crudo: para consumir los berros frescos en ensalada, éstos deben ser frescos y haber sido recolectados antes de la floración. No se recomienda consumir más de 100g de berros en cada plato de ensalada.
  • Cocinado: se pueden utilizar en tortilla o en sopas de verduras. Aunque pierden ciertas propiedades nutritivas y sabor, algunas personas los toleran mejor que crudos. En algunas zonas, como Canarias, es tradicional un potaje donde uno de los ingredientes principales son los berros.
  • Condimento: teniendo en cuenta que su sabor se asemeja al de la mostaza, pueden consumire como condimento picado finamente y añadido al aceite del aliño.